[vc_row][vc_column width=”1/4″][vc_column_text]

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”3/4″][vc_column_text]Es el séptimo país más extenso y el segundo más poblado del mundo. Limita con el océano Índico al sur, con el mar Arábigo al oeste y con el golfo de Bengala al este, a lo largo de una línea costera de más de 7517 kilómetros. La India también limita con Pakistán al oeste; al norte con China, Nepal y Bután y al este con Bangladés y Birmania. Además, la India se encuentra cerca de las islas de Sri Lanka, Maldivas e Indonesia. Su capital es Nueva Delhi y su ciudad más poblada es Bombay.

Entre sus principales atracciones turísticas destacan:

Taj Mahal:
Esta impecable maravilla de mármol con su perfecta simetría, el brillo celeste, el imponente edificio está más allá de la imaginación humana, sobre todo si uno tiene la suerte de contemplarlo en una nublosa mañana de invierno cuando parece estar en el aire. El monumento es un arquetipo de amor; un cariñoso homenaje de un Emperador de Mughal – Shah Jahan a su esposa – Mumtaj Mahal. El magnífico edificio se encuentra en la ciudad vital de Agra en el estado de Uttar Pradesh en el norte de India.

Rajasthan:
Es una tierra de contrastes: los bosques densos preparan su terreno para un árido paisaje y para las altas colinas que los separan de las muy calientes dunas y lagos rebosantes. Se dice que ningunas vacaciones en Rajasthan están completas sin una experiencia de los corteses Rajputs, cuyo orgulloso y arrogante exterior se camufla la interior amistad y cordialidad de su hospitalidad. Rajasthan, el brillante y vivo estado también está bien es conocido por las majestuosos fortalezas y palacios de los antiguos reyes de Rajput; los sagrados templos en Ajmer, Pushkar y Ranakpur; las encantadoras y eternas dunas del desierto de Thar y el vivo festival que representan la cultura del estado son sólo pocas de las numerosas atracciones del estado. La diversidad del estado lo hace uno de los destinos principales de viajes en India.

El Viaje de Triángulo de Oro, Consta de un recorrido entre tres ciudades: desde Delhi hasta Agra, desde Agra hasta Jaipur y desde Jaipur hasta Delhi, formando un triángulo. Este Triángulo de Oro se ha hecho una posición por su esplendor y gloria. Por lo tanto se ha convertido en el recorrido turístico más popular en India.

Nueva Delhi es la capital de India y dispone de la gloria que conserva los remanentes verdaderos del pasado histórico de India. Tiene dos lados contrastantes, uno la vieja Delhi que incluye los encantadores monumentos antiguos de la era Mughal y otro con un toque moderno que consiste la cara de un megalópolis que es la capital actual. Luego, se encamina hacia la ciudad de amor, Agra, con sus espléndidos edificios arquitectónicos, especialmente el Taj Mahal, y completando el triángulo, está la ciudad rosada de Jaipur, famosa por sus magníficas fortalezas, palacios espectaculares.

Goa
Situado en el suroeste de India, en la costa de el Mar de Omán, Goa, el estado más pequeño de India tiene encantadoras playas que cautivan por su serena belleza. Esta es la dorada playa de Goa donde uno se encuentra con las fiestas nacionales del mundo del submarinismo, surfing, esnórquel etc. Goa también satisface el gusto de un experto cultural. La vieja área de Goa, designada como Patrimonio cultural de la humanidad, es un placer para los turistas. Remanentes del pasado portugués en forma de las iglesias dominan esta área y ningún turista debe dejar de visitarla.

Leh, Ladakh.
Leh, la capital de Ladakh es un mundo trans-Himalayas de paisaje impresionante y majestuoso. Es sereno como la luna, con colinas glaciales y escarpadas y antiguos monasterios budistas situados en acantilados rocosos. Aquí las banderas rituales ondean contra el aire frío el invierno entre el cielo azul al fondo. Per hay que tomar en cuenta que usted necesita un par de días para aclimatarse al clima y a la altura de esta región.

126-india

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]